Reseña Lobezno El Viejo Logan

Reseña de Lobezno El Viejo Logan, donde escribo unas líneas acerca del cómic en el cual se inspira líbremente la película de James Mangold "Logan".

Reseña Lobezno El Viejo Logan: un extenso What If…? de lo más divertido

Aunque no soy ni mucho menos un entusiasta de la obra de Mark Millar, reconozco que algunos de sus tebeos se encuentran entre mis favoritos de la última década (Kick Ass, el primer volumen de The Ultimates, El Elegido…). De todas formas, me molestan ciertos tics que repite en muchas de sus obras y si bien podría pensarse que se trata de un sello de autor (porque actualmente Millar es más autor que ningún otro guionista de la casa de las ideas, que nadie lo dude) en realidad delatan más bien ciertas limitaciones, como su habitual tendencia a contar con un high concept que luego nunca está a la altura de la resolución. Lobezno El Viejo Logan sufre algo de esto, pero afortunadamente se sitúa entre los «tebeos buenos» y que cómo mínimo, ofrecen una lectura placentera, entrentenida, y una reinterpretación (totalmente interesada y radical, y por tanto, autoral) del universo Marvel que todos conocemos.

Afortunadamente Lobezno es un personaje que se adapta perfectamente al estilo de Millar, como ya demostró en su inconmensurable saga Lobezno: Enemigo de Estado/ Agente de SHIELD, con el añadido de que Lobezno: El Viejo Logan ni siquiera depende de la continuidad tradicional marvelita, sino que tiene libertad para moverse libremente en un rico universo postapocalíptico con toques de western y road movie. Millar evita los lugares comunes en los que se han visto atrapados numerosos autores en el pasado (ya fuera por decisión propia o imposición editorial), demostrando conocer a la perfección los elementos que hacen de Lobezno un personaje carismático y descartando esa aburrida contención que predomina en la serie regular del personaje desde que Larry Hama abandonase la serie hace ya unos lustros…

Lobezno El Viejo Logan de Mark Millar vs Logan de James Mangold

reseña lobezno el viejo logan

Si has acabado en este artículo intentando encontrar una comparativa entre ambas obras: estas de enhorabuena porque te voy a resolver la duda muy rápido. La muy notable película de James Mangold no tiene nada que ver con este cómic más allá de que se ambiente en un futuro distópico y Lobezno ya tenga una edad. En absolutamente todo lo demás son conceptos muy diferentes, donde Mangold pretende realizar un acercamiento respetuoso en clave de western crepuscular, mientras que Millar, en su línea, busca la macarrada y la provocación.

Si me preguntan: ambas posturas me parecen interesantes. Pero ambas obras me parece que no terminan de dar en la diana con sus propias aspiraciones.

Conclusiones

Lobezno El Viejo Logan es un tebeo a ratos desenfadado, a ratos épico, intenso y espectacular. Un «mundo al revés» que utiliza el Universo Marvel únicamente como punto de partida para contextualizar una historia llena de referencias pop pasadas de rosca que encajan sorprendentemente bien en el mundo que ha creado Millar, pero también de ideas inquietantes donde profana iconos intocables de Marvel de forma sistemática y desacomplejada, como ese Cráneo Rojo fetichista enfundado en el uniforme del Capitán América.

Millar sabe crear imágenes y momentos memorables, one lines potentísimas y secuencias espectaculares, pero falla en la forma en la que hilvana todo esto, ya que la narrativa avanza a trompicones y sin naturalidad. Afortunadamente, Steve McNiven se supera a si mismo con un trabajo lleno de imágenes para el recuerdo (ese cadaver del Hombre Hormiga, ese dinosaurio simbionte…) y una narración sobresaliente en las secuencias de acción. McNivel no es el diseñador de páginas más fluido del mundo, y tiene cierto hieratismo que puede irritar a los amantes de los tebeos de superhéroes más clásicos, pero es un estupendo artista para el tipo de obra que propone Millar. Ambos consiguen convertir a este tebeo en una curiosidad, con cierta bufa irritante y una buena colección de postales para el recuerdo.

Con un subtexto y ambientación tan elaborados, a Millar no le resulta complicado terminar de redondear la obra con las necesarias dosis de hostias gore marca de la casa, destacando el bizarro epílogo en el territorio del viejo Hulk.

Puedes leer más textos sobre cómic en mi blog.