Un cinemagraph es una imagen Gif pero más elaborada, ya que se trata de una imagen estática a la que se le han aplicado algunos elementos en movimiento como se puede apreciar en la imagen. Los pasos de animación no difieren mucho de los de un gif convencional y aunque podemos usar varios programas de edición de vídeo para un resultado más profesional, se puede hacer todo con el mismo Photoshop CS3 o superiores.

Lo primero es disponer de un fragmento de vídeo que no sea demasiado extenso, lo podemos descargar de Internet o grabarlo con nuestro smartphone o cámara digital, obviamente cuanto mejor sea la cámara, mejor resolución tendrá el vídeo, pero con una normalita capaz de grabar a 1080p es suficiente (truco: si quieres que sea superfluido grábalo a 60fps). Una vez que ya tengamos nuestro fragmento deberemos aplicar algunos retoques para ajustar los parámetros generales, como color, brillo, saturación etc. Una vez que lo tengamos como queremos, podremos ver la barra inferior de la línea de tiempo y nos desplazaremos hasta la ventana de capa duplicando la capa 1, para después rasterizarla y aplicarle máscara mediante la opción añadir máscara vectorial. Una vez hecho esto, coloreamos de color blanco las zonas a las que se desee aplicar el movimiento del tamaño que queramos.

Ahora sólo tenemos que guardar los fotogramas del vídeo en el directorio que queramos mediante Exportar>Interpretar a vídeo>Secuencia de imágenes y los abrimos nuevamente en Photoshop como un sólo archivo mediante Archivo>Secuencias de comandos>Abrir archivos en pila.

Ahora para compilar la animación, nos desplazamos nuevamente a la línea de tiempo para Convertir en animación de cuadros y le añadimos 4 centésimas de segundo (0,04) a cada uno y lo guardamos en formato Gif en Archivo>Guardar para web , marcando el número máximo de colores a 256 y seleccionando infinito en la secuencia de repetición.


Nacho MG

Haciendo del marketing un relato que merezca la pena ser contado.