critica nunca casi nunca a veces siempre

Nunca casi nunca a veces siempre: Cuándo ser sutil importa

En narrativa, menos es más, especialmente cuando la crudeza de lo que se cuenta es suficientemente dura para no requerir de ningún tipo de artificio