Final Fantasy VII Remake. Todos cambiamos.

En 1997 yo tenía 12 años. Ahora tengo 36. Si ya no soy la misma persona que hace 24 años ¿Tiene sentido exigirle a FFVII Remake fidelidad infinita al original?
Final Fantasy VII Remake

 No sabría decir cuántas veces he escuchado aquello de “La gente no cambia”.

Afortunadamente, cómo ocurre todos los tópicos, esto a veces es verdad, otras es mentira y la mayoría de las veces depende de la perspectiva con la que se analice su significado. Pero en líneas generales y dentro de las limitaciones establecidas por nuestro contexto social y nuestra genética, claro que cambiamos. Y lo hacemos constantemente.

Otro tópico, no tan repetido pero más interesante, es aquel que dice que este mismo instante no queda ni una sola célula en nuestro cuerpo que tenga más de diez años. Es decir, que técnicamente somos un clon interpretando un legado que se nos ha dado en forma de memorias retorcidas y reinterpretadas a conveniencia para dar sentido al relato de nuestras vidas y una programación genética en constante degradación.

Suena catastrofista, pero nada más lejos. Personalmente la considero una creencia atractiva, liberadora, que permite no sentirse encadenados al pasado, empujándonos a intentar ser mejores personas cada día sin pretender abrazar una coherencia autocomplaciente con lo que se supone que esperamos de nosotros mismos.

Más allá de su alucinante sistema de combate, del delicioso tratamiento de personajes o sus pequeñas asperezas en su diseño de quests, Final Fantasy VII Remake permanece en mi memoria más que ningún otro videojuego que haya jugado en los últimos dos años.

La sensación ha sido similar a la de pasarse una semana entera conviviendo con un amigo de la infancia al que hace 20 años que no veía. Desde la incomodidad inicial de descubrir que en el fondo estaba ante un desconocido, pasando por las inevitables conversaciones nostálgicas de escaso recorrido pero que permiten poner el énfasis en aquello que nos une, hasta finalmente comprender que aquellos recuerdos compartidos pueden ser y deben ser, una emocionante oportunidad para construir algo nuevo. 

Final Fantasy VII Remake se encuentra disponible para PS4, PS5 y PC.

1 comentario en “Final Fantasy VII Remake. Todos cambiamos.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Entradas relacionadas

No hay entradas relacionadas :I